jueves, 9 de agosto de 2007

Siguiendo al conejito...

verás que tan profundo es el agujerito.
Y+Y de la mano de Phoenix, nuestro corresponsal extranjero, expone para el conocimiento general y la cultura popular un gran experimento y recórd mundial que se estuvo llevando a cabo en territorio ruso en la última década.
Se trata del agujero más profundo hecho por el hombre en el manto terreste.
Sí, a algún genio científico se le ocurrió la brillante idea de hacer un agujero bien pero bien profundo, algo así de 15.000 KM en el manto terreste y no sé, quizás así llegar a encontrar a Julio Verne perdido en el fondo. Lo interesante es que también lo habían intentado los yankis en los ´60 y por falta de presupuesto jamás se terminó. Como era de esperarse, los rusos tan sólo 5 años después entraron en carrera con éste monstruo... porque si los rusitos se ponen, se ponen. Le robaron la carrera espacial pero la subterránea ni lo piensen capitalistas come donuts!.

Lamentablemente(¿?) éste proyecto comenzado hace 24 años terminó en 1994, habiendo sido alcanzados tan sólo 12.262 KM de los 15.000 estipulados, el SG-3 (como se llama el agujerito) es el agujero más profundo perforado por el hombre en la historia de la humanidad hasta el momento.

(si imagínense todo ése tiempo todos los días agujereando con un taladro construído especialmente, en éste lugar construído únicamente para este fin-qué miedo-)


El lugar exacto en el mapa gracías al gugueler, por las dudas, si quieren ir y tirar una piedrita.

En realidad no sé que tara hay con ésto de los agujeros, pero a los científicos les encantan, que agujeros de gusano, que agujeros negros, que agujero de ozono, que hacen agujeritos en la antártida, que agujeritos aquí y allá... y así se la pasan, haciendo agujeros.
¿Freud tienía razón entoces? Porque en el fondo todo tiene que ver con todo.

4 comentarios:

No soy yo, sos vos dijo...

jaja hay gente, incluso paises!!, tan al pedo!! ya no saben que inventar!

Yo y otro Yo dijo...

Es parte de la teoria, "veamos que tiene dentro", desarmamos autos, pcs y el mundo con tal de averiguarlo.
chausito

Lolo Lontananzo dijo...

jajaja!
Es verdad lo de los agujeros, eh. Bah, yo de teorías freudianas sé poco y nada, pero una vez asistí a un curso (en un campamento) donde uno de los disertantes habló de la sensualidad de los agujeros. DE TODOS, eh! No se le escapó uno. hasta de los poros. A mí me pareció exagerado.
Y sí, eso de ver qué hay adentro siempre me puede. Destruí todos mis juguetes en mi infancia por esa curiosidad, además de televisores y radios.

Yo y otro Yo dijo...

Un curso de Freud en carpa, esa es buena!
Me imagino un scout al divan y me da como miedo.
Tendre que charlarlo.
Chaus
Merlin